“La acupuntura estética facial es un tratamiento natural que reduce los signos del envejecimiento”, Teresa Mejía, acupuntora y experta en shiatsu y kobido

 

Teresa Mejía es terapeuta especializada en medicina tradicional china que colabora con Herbolario Sol de invierno. En esta entrevista nos explica su visión de la acupuntura y, sobre todo, de sus efectos estéticos.

Parece que todo el mundo sabe lo que es la Acupuntura hoy en día, pero ¿podrías darnos una definición?
Es cierto que muchas personas saben ya que la Acupuntura es la parte principal de la llamada medicina tradicional china, pero quizás no sabrán que es el sistema médico integrado más antiguo del mundo, con más de 4.000 años de antigüedad y experiencia clínica. En Occidente se considera actualmente como parte de las medicinas tradicionales complementarias definitivas por la Organización Mundial de la Salud.

Para la medicina tradicional china, la salud está ligada al libre fluir del “chi” o energía vital que recorre y nutre el organismo de las personas. El “chi” regula el equilibrio espiritual, emocional, mental y físico; en definitiva, su salud.



¿Cómo es una consulta de acupuntura?
Cuando se plantea un tratamiento, ya sea por acupuntura, moxibustión o masaje energético, el objetivo es restaurar el equilibrio perdido de las energías del paciente, de su “chi”. Para ello se elabora un diagnóstico que, según los criterios de la medicina tradicional china, incluye una historia clínica detallada donde también se reseña el color de la tez del paciente, el estudio de su lengua, la observación del tono de su voz, de su actitud corporal y la valoración de sus gustos, colores y sabores. También se estudian los pulsos que recogen las impresiones que registra la energía de cada parte del organismo. Este conjunto de información da las pautas para la elaboración de un tratamiento personalizado que incluye tres enfoques: el origen del desequilibrio, la enfermedad concreta y la prevención.

Terapia sacrocraneal

 

 

La terapia sacrocraneal es una terapia manual basada en manipulaciones suaves, sutiles a veces, pero que produce un efecto profundo en nuestro cuerpo. Se encuentra a caballo entre la osteopatía y los masajes, pero realmente no es ninguna de esas dos terapias.

Su enfoque está en tratar el cuerpo y sus desequilibrios a través del sistema sacrocraneal (huesos del cráneo, la cara, la columna vertebral y el sacro), las meninges y el líquido céfalo raquídeo. Todos estas partes conforman un sistema que recubre el sistema nervioso central y la médula espinal. Este sistema tiene un ritmo denominado movimiento respiratorio primario que se puede percibir, sobre todo, en el sistema craneal.

 

La acupuntura: equilibrio energético

 

Hablar de acupuntura es todavía para muchos sinónimo de agujas y de dolor. Lo primero es cierto, pero no lo segundo. Además, tampoco están muy claros para todo el mundo sus beneficios. En breve, podríamos definir a la acupuntura como una técnica perteneciente a la medicina tradicional china que consiste en la inserción y la manipulación de agujas muy delgadas, normalmente de acero inoxidable, en determinados puntos del cuerpo para restablecer la salud de la persona. Estos puntos se sitúan en los llamados “meridianos", líneas de energía repartidas por todo el cuerpo, y el objetivo de su estimulación con agujas es mejorar el flujo de la energía para lograr el equilibrio y, por tanto, un estado óptimo de salud. La medicina china habla de equilibrar el "yin" y el "yang", energías complementarias que tienen que estar en equilibrio para que el organismo también lo esté.

Técnica metamórfica: el valor de lo sutil

 

El llamado masaje metamórfico es realmente una técnica vibracional que se aplica con las manos, casi como si fueran caricias, que actúan sobre el cuerpo energético que rodea el cuerpo físico. Así, el catalizador (el “masajista”) consigue que la energía vital fluya libremente eliminándose bloqueos y resolviendo patrones atascados que serían la raíz de muchos problemas de salud.

Esta técnica fue desarrollada por el naturópata y reflexólogo británico Robert St. John en los años sesenta y se centra en los meridianos de reflexoterapia de los pies, las manos y la cabeza, que corresponden a la columna vertebral y, a su vez, a la encarnación, la gestación y el nacimiento de la persona.

“La técnica metamórfica libera bloqueos energéticos de la etapa prenatal”, Elena Jiménez, psicóloga

Ejerces como psicóloga clínica desde hace 20 años, ¿cómo y por qué empezaste a trabajar con la técnica metamórfica?

Tuve la posibilidad de hacer un curso de Técnica Metamórfica y al ir recibiendo yo misma los masajes por parte de mis compañeras, puede ir experimentando  cambios en mí y liberando emociones de una forma muy sencilla, fácil y reparadora. Empecé dando masajes a mis hijos, amigas y después ya decidí comenzar a nivel profesional,  observando que se iban produciendo cambios positivos.

¿En qué consiste realmente esta terapia?

Consiste en un suave toque de los pies, las manos y la cabeza, a modo de masaje, haciendo especial énfasis en la cara interna del pie, que es la zona refleja de la columna vertebral, el principal canal por donde circula la energía vital de la persona. Acariciando esta zona podemos liberar bloqueos energéticos de la etapa prenatal e ir iniciando una transformación en nosotros mismos.

Nuestros productos para ti

Positive SSL